Notas de prensa
Despacho Madrid:        91 731 95 97
Despacho Talavera:     925 81 22 26
Slideshow Image 1
Slideshow Image 2
Slideshow Image 3
Slideshow Image 4
Internacionalweb.com

Abogados

El Bufete Arroyo Romero se constituyó en 1992 en Talavera de la Reina, si bien, desde 1996 pasamos a tener nuestra sede central en Madrid, y desde el año 2000, concretamente, en la calle Isla de Arosa, núm. 12, manteniendo como sucursal el despacho de Talavera de la Reina, sito en la calle Capitán Daoiz, 3 - 1º.

Nuestro bufete está actualmente constituido por nueve personas, entre letrados y personal de administración, bajo la dirección del letrado fundador del despacho don Francisco Javier Arroyo Romero, contando, además, con una consolidada y amplia colaboración externa de profesionales independientes de disciplinas complementarias al Derecho, que nos sirven de soporte tanto para la preparación de asuntos contenciosos como para el asesoramiento extrajudicial de nuestros clientes.

Estos más de veinte años de andadura profesional nos han demostrado que la mejor defensa de nuestros clientes pasa necesariamente por sacrificar la cantidad por la calidad. Preferimos asumir la dirección letrada de menos asuntos para lograr una mayor calidad en nuestro trabajo. Tenemos la gran satisfacción de seguir contando con la fidelidad de los cientos de clientes que hemos atendido satisfactoriamente a lo largo de las dos décadas que llevamos dedidcados a la sólida y esmerada defensa de los intereses de éstos y, con ello, la confianza que ha de presidir la relación abogado-cliente no ha hecho más que consolidarse en el tiempo, gracias al esfuerzo y al muy personalizado trato que damos a todos y cada uno de nuestros clientes, gracias a que nos preciamos de actuar con total independencia e intachable honradez en nuestra actividad profesional.

Tenemos una vocación de despacho generalista con la ineludible exigencia de que nuestros letrados tengan una relación estrecha y directa con el mundo universitario y con la docencia, y en definitiva, esto nos ha permitido conseguir un doble objetivo: de un lado, disfrutar de la máxima actualización legislativa posible a pesar del ritmo frenético que, en muchas ocasiones, el legislador nos impone y, por otro, que nuestros clientes puedan percibir que, a lo largo de estos años, si bien nos hemos concentrado en áreas preferentes como lo son el derecho civil, mercantil y penal societario, hemos logrado conciertos con otros compañeros que prestan sus servicios profesionales directamente en nuestras sedes de manera que la tutela respetuosa, profesional y personal que requieren los asuntos que nos encomiendan tienen la mejor respuesta técnica, adecuada y rigurosa que merecen.

Nuestra pauta de conducta es clara: la dedicación, el esfuerzo y la confianza sólida en la relación abogado-cliente.